jueves, 3 de enero de 2013

La puerta



La puerta

Busqué una brújula, un catalejo,
un atlas, un algo que me diera
la dirección de tu puerta.
Pero tu puerta se alejaba,
inmóvil pactó su huida
hacia quién sabe cuál meridiano.

Pensé en cuántas veces fue la misma
y diferente puerta.
Cuántas veces mi mano fue un puño
alzado que no podía llamar.
Cuántas veces nos perdimos tras
de un rectángulo de madera,
sin brújula, ni mapas, ni caminos.
Cuántas veces fue silencio
la puerta de tu casa y tal vez  la mía.

Migdalia B. Mansilla R.
Enero 3 de 2013

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Cecilia Suárez Puga:
Belleza absoluta, Migdalia!!! Gracias!!!

Anónimo dijo...

Blanca Hernández:
cuántas veces,mig...

Anónimo dijo...

Teresa Cifuentes:
Precioso el poema. Cuántas veces Migdalia , Cuántas veces. Un abrazo

Anónimo dijo...

Maria Fariña:
MUCHAS VECES.

Anónimo dijo...

Amelia Arellano:
BELLO!! TRISTE! MAS BELLO!!

Anónimo dijo...

Pilar Romano:
Nada más doloroso que el silencio no buscado en el amor. Llamar y que nadie conteste. Lo dice muy bien tu poema, querida Mig.

Anónimo dijo...

Italo Guanipa:
Lo volvisteis hacer, te la comisteis que bello, besossssssss..... bella prima.

Anónimo dijo...

Isaily Pérez González:
Precioso amiga, feliz 2013

Anónimo dijo...

Gloria Elvira Sánchez Jiménez:
buen comienzo, mig! un abrazo grande

Anónimo dijo...

Edicta García:
Bello!!!Felía Año querida!!

josé dijo...

Nunca se me complicarán mis sentimientos para referirme a mi poetiza predilecta, cuando de tanto en tanto la visito. Las puertas, qué buen asunto para darle rienda al corazón que suele golpear con ese ímpetu que tenemos cuando una puerta no se abre, por soledad o sordera. Un abrazo mi querida venezolana, admiro a tu país, Mig.