viernes, 6 de junio de 2014

Sobre el mar



Sobre el mar

Traté de seguirte,
que me siguieras.
Fue inútil.
No quedan huellas
sobre el mar.

Migdalia B. Mansilla R.

sábado, 4 de enero de 2014

Cerrado por inventario


Cerrado por inventario


hasta cuándo esta tormenta
dónde se devuelve el horizonte
        miro al cielo
                    caen a  tierra mis pupilas

hasta cuándo este silencio ocre
dónde guardar este reloj sin esfera
y manecillas huérfanas
        mejor será / lo sé
             cerrar por inventario
                                       al tiempo


Migdalia B. Mansilla R.
Enero 04 de 2014


lunes, 23 de diciembre de 2013

Si fuera posible




Si pudiera...
Si yo fuera un poco San Nicolás o los Reyes Magos o un Ángel que reparte regalos, 
que coloca al pie de un árbol que arropa un Pesebre. 
Si pudiera...si tuviera ese don mágico, tengan por seguro que toda mi familia de sangre, la de alma, la de la amistad, tendría en mi hogar su regalo pletórico de los buenos deseos que les dejo para estas fiestas y el año por nacer. 
¡FELIZ NAVIDAD Y UN VENTUROSO AÑO 2014!


(No hay papel  virtual suficiente para nombrarlos a todos, pero todos, son ustedes: mi gente)

Migdalia.
Diciembre, 2013

jueves, 12 de diciembre de 2013

Diciembre en condicional



Diciembre en condicional


si la tarde
pudiera volver
sobre rieles de espuma

si la noche fuera
paz o guerra
dependiendo
de la soledad
o la compañía

si el alba
me encontrara
con el sol en las pupilas

si yo fuera
quien fui
en el futuro
de aquel presente

si todo fuera
distinto
esta historia
la hubiera escrito
en el mismo libro
con los capítulos
editados

Migdalia B. Mansilla R.

Diciembre 12 de 2013

jueves, 14 de noviembre de 2013

Sin rescate


Sin rescate


el espíritu es una oquedad
de horizontes clausurados
toda voluntad limita el rescate
a la apariencia de una mentira
repetida en infinitas formas
no existen dimensiones
para la salvación
caminamos sin rumbo en la memoria
solos y ajenos de nosotros mismos
sosteniendo en el resquicio
el andrajo de cordura  / que nos queda


Migdalia B. Mansilla R.

Noviembre 14 de 2013

viernes, 13 de septiembre de 2013

De espaldas


De espaldas


al borde de un acantilado
siento en mi espalda
el viento
el rumor de la tierra
las palabras necias
las no tan necias
el graznido de las gaviotas
el crujir de las hojas secas
el paso del tiempo
el dolor de la ausencia
la mentira de la memoria
porque sí hay olvido

al borde de un acantilado
dejo a espaldas de mi historia
los amores idos
el beso que fue
y el que se quedó colgado
en el filo de la esperanza
quedan atrás las iras
las risas viejas
los versos dichos en una hora cualquiera
cuando el corazón latía más fuerte
imaginando tu mirada perdida en mis pupilas

al borde de un acantilado
miro hacia el frente
hay un faro en la distancia
quizás
sólo quizás
si espero un poco más
logre ver su luz encendida


Migdalia B. Mansilla R.

Septiembre 12 de 2013

lunes, 12 de agosto de 2013

Indulto


Indulto


el indulto no llega cuando quiere el reo
se pavonea
cruza las calles
vuela a lo alto de la nube más alta
se asoma entre las rejas
donde las manos crispadas se aferran al hierro
con vocación de imposibles

mi destino ha sido vagar entre cruces exhaustas
busco el alba después de la hora nona
ansío encontrar  la libertad de su luz

mas
todo es vano
vuelvo a zócalos profundos
horadados de incertidumbres
de sueños rotos en medio de  paraísos sin brújulas
me visto de relojes sin horas
sin tiempo para la prisa o para el descanso
de estos ojos que mirar quisieran
más allá del horizonte

no llega el indulto
no hay alcaldes ni gobernadores ni jefes de estado
para el exilio de mi vida
no / no hay indulgencia proclamada
ni siquiera para ese instante
cuando mis ojos se arropan
con la piel de mis párpados



Migdalia B. Mansilla R.

Agosto 12 de 2013

viernes, 12 de julio de 2013

Colores

Colores


Vestida de rojo tengo el alma,
quizás alguna pasión anidó en ella
en un tiempo de ayer.
¡Qué cosas!
Siempre ignoro el color de la serenidad
o de la angustia.
¿Amarillo u ocre  la serenidad,
por lo del otoño?
¿Entre negro y gris la angustia,
por los presagios obscuros?
Quizás sea azul o blanca, la paz.
No lo sé.
Sólo sé que el púrpura recorre las venas
por igual en todos,
será por eso que cierro los ojos,
y al recordar tu boca,
de rojo se vistió mi alma.


Migdalia B. Mansilla R
Julio 12 de 2013

martes, 21 de mayo de 2013

Crónica



Crónica

Hablan sin descanso
las lenguas del destierro.
Me inclino ante la nada,
recojo luces de cosas inútiles,
apartadas, olvidadas de las palabras
 infieles.

Hasta los sentidos,
inventarios que se creen realidad
en un tiempo sin luz y sombra,
se consumirán en el fuego del olvido.
En sus cenizas se  escribirá,
una historia,  vieja y falsa.


Migdalia B. Mansilla R.
19/05/2013

martes, 26 de marzo de 2013

Vacíos



Vacíos

No quepo en tus  silencios,
ni en los versos que se escriben
en un papel que se torna sepia,
por los siglos,
o en una simple servilleta,
de un café,  o de un bar.

No quepo en las volutas de un cigarrillo
a medio fumar,
ni en las rendijas de la puerta que a la esquina
viene a dar,
por cruzar una calle,
por vivir en un compás,  sin métrica,
con el libro de normas perdido
en el torbellino de  tu vida y la mía.

No, es verdad, no quepo en tus silencios,
ni en la tinta que escribe versos, en un papel.


Migdalia B. Mansilla R.
Marzo 25 de 2013

jueves, 3 de enero de 2013

La puerta



La puerta

Busqué una brújula, un catalejo,
un atlas, un algo que me diera
la dirección de tu puerta.
Pero tu puerta se alejaba,
inmóvil pactó su huida
hacia quién sabe cuál meridiano.

Pensé en cuántas veces fue la misma
y diferente puerta.
Cuántas veces mi mano fue un puño
alzado que no podía llamar.
Cuántas veces nos perdimos tras
de un rectángulo de madera,
sin brújula, ni mapas, ni caminos.
Cuántas veces fue silencio
la puerta de tu casa y tal vez  la mía.

Migdalia B. Mansilla R.
Enero 3 de 2013

sábado, 3 de noviembre de 2012

Otoño



Otoño


“¿Qué hago con el pudor
que no puedo esconder
debajo de la almohada?”

Luz Marina Almarza
(Maracaibo- Venezuela)



Vive el deseo,
afuera,
adentro.
Llega, se padece.

Mas no es posible detener la nostalgia,
huyó  tras la indulgente luz
de las sombras de la noche,
luego de un largo trajinar
por los sueños rotos.
 Y ante el presentido final,
es posible,
dormir,
vivir,
sin brújulas,
sólo dejándose llevar
por el viento libre y  apasionado,
en la travesía de vida que nos queda.



Migdalia B. Mansilla R.
Noviembre 03 de 2012


viernes, 31 de agosto de 2012

Transcurrir



Transcurrir


como un río que agranda su cauce
entre relojes de arena y perdidos futuros
las palabras organizaron coros
con adagios  de memoria

hubo renuncias dolorosas
la soledad palpitaba
en un misterio inacabado

profecías
anuncios de estrellas
sueños truncos de instantes
que encendían luces
de una primavera que vaga en el olvido

transcurre el tiempo
en siglos encadenados
y yo
sigo aquí
en el mismo vórtice
de este punto cardinal
de media luna y de sol en sombra


Migdalia B. Mansilla R.
Agosto 31 de 2012

miércoles, 1 de agosto de 2012

Otra



Otra

porque me sé,
rea de una dureza aparente,
esclava de mis solitarios sentimientos,
de mi cuerpo huido entre las sombras,
apagado de miradas furtivas
sin intimidad que  intimide,
sin explicaciones que espero comprendas,
miro hacia allá,
cuando una furia de encuentros  lejanos  y sin sentido
 la vida pesa traspasándome entera
y entonces siento,  
el eterno cansancio de la nada
que me arrebata ,
una  insensata  ilusión.


Migdalia B. Mansilla R.
Julio 31 de 2012

martes, 10 de julio de 2012

Renacimiento



Renacimiento

si pierdo el resto de inocente fe,
quisiera renacer de una crisálida,
o de dos, o de miles,
que poblaran de colores
los jardines de mi infancia,
el alféizar de tus balcones,
alegrando con su vuelo
la mirada atónita de un niño.
no importa si es un día la vida,
¡total!
más que mi propia vida, 
quisiera probar el azul del cielo,
en alas que ensayen su vuelo
más allá de un segundo,
para colmar de paz,
las cuencas de tus manos.

Migdalia B. Mansilla R.
Julio 08 de 2012

domingo, 1 de julio de 2012

De alguna manera




De alguna manera

espero en un intento
reaccionar, estrujar,
conseguir verdades,
apaciguar turbulencias
callar.

luego, con cierta lucidez,
tratar de superar
las naves quemadas
después del  naufragio,
restos de un camino
ya sin tregua.


Migdalia B. Mansilla R.
Julio 07 de 2012

viernes, 22 de junio de 2012

Allá


Allá


…y entonces
una los ve de lejos
marcharse
partir

ahora habitan
detrás
del horizonte

Migdalia B. Mansilla R.
Junio 12 de 2012

lunes, 21 de mayo de 2012

No hay manera



No hay manera

por más que huya
corra
 esconda tras muros de lamentos,
tras puertas de cristales o ventanas de hierro
 por más que me oculte de fantasmas inconcretos
que escriba sobre olvidos y recuerdos
que monte en Pegasos que me lleven detrás del horizonte

por más que quiera pulverizarla
hacerla añicos
arrancar los goznes de todas las mazmorras donde mora
se oculta
o yace
basta tocar cualquier punto de la vida
y aparece
como fuego
como daga
como esquirla ensañada en medio del pecho
como anuncio de otoños e inviernos herejes
puestos en anaqueles que ondean gritando
¡soledad!

Migdalia B. Mansilla R.
Mayo 21 de 2012

sábado, 19 de mayo de 2012



Indicios

Todo indicio de ti
me sabe a naranjo en flor,
a rumor de acequias antiguas,
subyugadas por las calles empedradas
de un pueblo viejo, en una casa vieja.

Todo indicio de la memoria que te guarda,
me suena a jardín de infancia,
al  golpe de la perinola y a las  vueltas del trompo
con  cuerda infinita por infinito su girar y girar.

Todo indicio de ti, trae brisa, lluvia,
rumor de pleamar,  recorrido de ríos
que golpean riberas, que horadan las rocas,
que llegan al delta,  abriéndose  en cien brazos
para abarcar un océano.

Cuando llegan a mí,
indicios de ti, mi alma escucha
los secretos guardados,
de un gran amor.


Migdalia B. Mansilla R.
17-05-2012

martes, 1 de mayo de 2012

Rea



Rea

vuelvo al día
a la hora señalada
codo con codo con  el sol
o la luna
víctima de la prisa
ataviada de relojes infinitos
camino por las aceras de las diez en punto
arañando las esquinas
colgando en ellas las manos
revestidas de cemento
como estatuas
como faroles sin luz


Migdalia B. Mansilla R.
Mayo 01 de 2012

lunes, 5 de marzo de 2012

Sólo queda


Sólo queda


No, no es posible,
no encuentro el lugar,
el libro de notas
o la agenda  de hojas sepia que me regalaste.

Pasa,  que no es posible seguir la historia aquella,
hago ejercicios de amnesia para olvidar mi efímera agua,
en el punto de la tierra donde pueda brotar un manantial
que me permita  quedarme,   sembrar un apamate
donde aniden azulejos y canarios,
donde el canto de todas  las aves despertarme puedan
 al alba luminosa.

No, no es posible, sólo queda, en medio del erial,
el destello  salobre de una mirada, sin gestos en el rostro.


Migdalia B. Mansilla R.
Marzo 05 de 2012

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Allí


Allí


...y yo allí
parada en medio de la bulla
de unos y otros
quieta
mustia de pasos

sólo escucho
las voces ausentes
sólo miro
el ocaso que se difumina
en cavernas infinitas
de horizontes perdidos

...y yo allí
sembrada en medio de unos y otros
perdida

Migdalia B. Mansilla R.
Diciembre 14 de 2011

viernes, 26 de agosto de 2011

No siempre


No siempre


No. No siempre fue así.
Hubo un tiempo,
-¡vaya lugar común ese del tiempo!-
en el que el viento ,
dejaba en el camino el sucio recogido,
se apoyaba en el rescoldo de mi ventana
y apartaba esquirlas de cristales rotos,
de copas que fueron cántaros que guardaron
gritos y susurros de algún amor perdido.



No . No siempre fue así.
Alguna mañana desperté con la aurora de tu mirada,
con tu pecho almohada y tus brazos de cobijo.
Había risas, juegos y alguna lágrima que furtiva
recogía tu mano entre los versos que leíamos juntos,
al escribir ocasos.



Hoy, arranco la hoja del calendario de ayer,
el alba inunda mi casa,
y tú,-¡y tú!- ya no estás en ella.






Migdalia B. Mansilla R.
Agosto 25 de 2011

viernes, 19 de agosto de 2011

Esta noche


Esta noche


Las luces de mi calle, opacas, silenciosas,
acompañan a mis ojos, ciegos de cielo,
sin luz fuera de los párpados.

Y es que esta noche, amigos, la nostalgia
es un campamento donde pasean desnudas
 las ausencias, donde los labios secos,
son el reflejo de todo gesto inútil hacia el beso.
Sí, amigos, me es difícil escuchar un mundo
más allá de esta angustia que persigue el humo
de una lumbre encendida en otra parte.

Se cierran las horas vagas de un tiempo indefinido,
dejando tatuada la tristeza en las sombras, en las huellas.
De sobra es sabido que el dolor es de una, aunque se diga,
aunque se intente compartirlo, jamás sabrán de su cuantía.

Es casi imposible escuchar un alma en medio de la súplica,
en su peregrinar por la vida.
Por eso, esta noche, amigos, me siento derrotada,
vencida de un destino implacable,
el que atraviesa mi pecho,
aunque vuelva a mirar hacia el cielo
para encontrar el fuego de las estrellas
y en la tierra poblar  árboles y pájaros que canten
en este horizonte que quizás soy,
en  la página de otro libro y de otra biografía.


Migdalia B. Mansilla R.
Agosto 17 de 2011