lunes, 16 de febrero de 2015

Aquella cinta lejana que llaman horizonte


Aquella cinta lejana que llaman horizonte

no busqué el sendero más corto
tampoco descifré las agujas de una brújula
no anduve mareada de oxígeno
ni bañada del salitre del mar
sólo sé que  detrás del horizonte
el fulgor de tu mirada me iluminó

Migdalia B. Mansilla R.

16/02/2015

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Maria Fariña: amoroso poema .

Anónimo dijo...

Hermoso!

Margarita Ponce

Anónimo dijo...

Bello, Mig! Sigue así, iluminada!


Sahíly Aguilera

Anónimo dijo...

¡Bello amiga!

Edicta García

Anónimo dijo...

Las musas no te abandonan. Mig. Te felicito. Besos


Lola Criado

Anónimo dijo...

Muy bueno y admirable tu musa permanente.


Sorocaima Olivares

Anónimo dijo...

La fotografía preciosa

Lola Criado

Anónimo dijo...

Mig, es muy bello.


Catalina Zentner Levin

Anónimo dijo...

Admirable manejo de la belleza en la forma que no elude la fuerza del contenido. Hermoso.

Pilar Romano

Armando dijo...

Bonitas palabras.
Saludos.

Anónimo dijo...

Precioso, me gustó mucho!

Miryam Colombotto de Seia

Anónimo dijo...

Admiracion total.

Yoselin Torres

Anónimo dijo...

Suscribo lo dicho magistralmente por Pilar Romano, brillante.

Elí Quezada.

Anónimo dijo...

oh que lindo...

Anónimo dijo...

El lugar donde se unen el cielo y la tierra, ¿será ese el fulgor de "Su" mirada? Gracias Migdalia por este escrito breve pero lleno de sabiduría.

Eukene Lizeaga

josé dijo...

el tiempo se dispara sin detenerse y nosotros solemos dejar lazos pendientes casi con iresponsabilidad. Necesitaba encontrarte de nuevo, amiga, y aquí estoy para dejarte mi abrazo