domingo, 1 de agosto de 2010

Dueña


Dueña


fui dueña de tan poco
que olvidé cómo respirar
sin estallidos
cómo unir las palabras
sin letras heridas
cómo sobrevivir
dentro de una piel lacerada
y a pesar de todo y nada
poder dominar este espíritu
entre ríos de sangre
y entre máscaras de adioses

fui dueña de tan poco
que aún en mi boca llueve
una algarabía de besos


Migdalia B. Mansilla R.
Julio 31 de 2010



Destiempo


Y aún trémulos están
mis dedos
entre los pardos cabellos
que agita el recuerdo,
y se guían mis lunas
sin rastros de luz,
tanteando en el tiempo
la bandada de caricias yertas
a su paso
-sin dirección alguna-
como misivas blancas
que recitan
su paciencia amarilla
en el sordo silencio.







Ross Urich
agosto 15 de 2010

20 comentarios:

Armando dijo...

Al lloverte una algarabía de besos,eres dueña de mucho, si esos besos son desinteresados de lo externo y se dan con el alma.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Liliana Varela ha comentado tu nota "Dueña":

"Ayyy Mig!!! ¿por qué será amiga que siempre me identifico con tus letras???
tu fans número uno.
besosssss"

Anónimo dijo...

Ana Lucía Montoya Rendón ha comentado tu nota "Dueña":

"Mig, esa ultima estrofa abrocha de forma impecable este poema. Besos."

Anónimo dijo...

Lily Chavez ha comentado tu nota "Dueña":

"Ciubcudi cib Ana, esa última estrofa es muy bella como cierre del poema.
Un abrazo Migda"

Anónimo dijo...

Berta García Pérez ha comentado tu nota "Dueña":

"Es como si lo hubieras escrito para mí. Precioso"

Anónimo dijo...

Acuarela Martínez ha comentado tu nota "Dueña":

"por eso... porque no se nos permite ser dueños de nada, tan sólo del pensamiento, del recuerdo, del espíritu. Eres dueña de tus letras y eso es maravilloso!"

gustavo dijo...

Hermoso poema. Es un placer leerte, la delicadeza de tus versos y las imágenes que logras me reconfortan el espíritu abrazo

Anónimo dijo...

Leonor Rodríguez Rodríguez ha comentado tu nota "Dueña":

"Fuy dueña de tan poco que hasta del pensamiento desconfío.
Gracias Mig, muy bueno.
Abrazos"

Anónimo dijo...

Pilar Romano ha comentado tu nota "Dueña":

"Hondo reclamo, expresado con la solvencia poética de Migdalia, quien escribe sus textos desde adentro y desde allí convoca al lector. Y lo conmueve.
Un beso, Mig.
PILAR ROMANO"

Anónimo dijo...

Diana Poblet ha comentado tu nota "Dueña":

"Mig lo escribe y su pena se nos instala en los ojos.
Un abrazo grande Mig."

Anónimo dijo...

Emérita Mercado ha comentado tu nota "Dueña":

"Amiga te llevas como siempre en tus letras mi admiraciòn y mi respeto como poeta y como amiga pues intuyo ese corazòn lleno de ternura para todas las personas que como yo te siguen en éste camino de sueños que es "ESCRIBIR".Un abrazo"

M. Angel dijo...

Hola B Migdalia,algarabía de besos, riqueza en el alma y sabores dulces de boca.

Vos sois dueña de mucho, no miras tu talento, tu saber, tu encanto, no ves tus versos llegan al corazón de tus lectores

Abrazo fuerte y sincero

M. Ángel

Anónimo dijo...

Elizabeth Quezada ha comentado tu nota "Dueña":

"Sencillamente GENIAL!!! Eso se siente después de una separación."

Anónimo dijo...

Lola Criado ha comentado tu nota "Dueña":

"Mientras en tu boca haya algarabia de besos...Todo puede florecer de nuevo.
Un beso."

caleidoscopiocatarsis dijo...

Hacía mucho que no te leía...y en esta madrugada tuve la suerte de caer nuevamente acá y poder decirte:Querida,sos dueña de lo que sentís,que no es poco porque son señales de que aúun estamos vivos..
Un gusto haberte visitado nuevamente..Saludos!!!

Ricardo Miñana dijo...

Es un placer pasar a leer tus excelentes textos, disculpa la ausencia por motivos ajenos.

Deseo tengas un feliz verano.
un abrazo.

Versos complicados dijo...

Ross, mi agradecimiento sin fín, por tal regalo de tus bellos versos, siguiendo a Dueña.
Disfruto enorme, leyéndote.
Besos y esta también es tu casa.

Migdalia

Ross Urich dijo...

Obsequio el de tu poesía en todo caso, que siembra en el alma de quien abre sus ojos y su ser, para leer y sentir, la grandeza que destilas en cada escrito.
Agradezco el honor en que se traduce tu amabilidad hacia mí, sin perderme nunca del rastro de tus huellas en el camino hacia la maravilla del buen uso de la palabra.

Abrazo enorme,

Ross Urich

GEORGIA dijo...

Fuí dueña de tan poco...

este verso es contundente y desgarrador

Anónimo dijo...

¡Qué bueno encontrar tantos espacios donde seguir leyendo a mi admirada poetisa Migdalia Mansilla R.!
Extrañaba ya sus letras y ahora me daré el gusto mayor de seguirla por sus bitácoras.

Reciba un abrazo de su amigo incondicional,

Anibal Acevedo