domingo, 7 de marzo de 2010

El postigo


El postigo



trato de atisbar
la luz del alba
la ventana huyó
de la casa de humo


el postigo no regresa


abandonada al fuego
las cenizas cubren
la memoria descalza


intento afanosa
encontrar al día
entre las ruinas
sin tiempo
de una fábula
estremecida
en las fantasías del sol


el postigo no regresa
se desmoronó la tierra
bajo mis pies




Migdalia B. Mansilla R.
Marzo 07 de 2010

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Olga Gladys ha comentado tu nota "El postigo":

""el postigo no regresa se desmoronó la tierra bajo mis pies"
Execelente poema dramàtico, se me encogiò el corazòn al leer tus versos amiga, un gran abrazo"

Anónimo dijo...

Georgina Ramirez ha comentado tu nota "El postigo":

"Gran poema, tiene un ritmo maravilloso y unas imagenes muy contundentes"

Juan Francisco dijo...

Preciososo poema. Con una pena muy honda, que hace sentir escalofríos de añoranzas lejanas. Un abrazo.

gustavo dijo...

Como nos tienes acostumbrados un poema excelente. Abrazo

RMC dijo...

Hola Migdalia, precioso poema,
hoy deseo tengas un feliz dia
de la mujer.
un beso.

Anónimo dijo...

Leider David Figuera ha comentado tu nota "El postigo":

"Es intenso, corto y directo. Sencillamente extraordinario Migdalia, un abrazo de veras de poeta a poeta! ;-D"

Anónimo dijo...

Juanjo Mestre ha comentado tu nota "El postigo":

"Tremendo poema, Mig. Un beso."

Anónimo dijo...

Migdalia, es como un terremoto pero interior, de tu propia alma. Realmente gran tremendo poema.

Besos.

Jorge Luis Estrella

Anónimo dijo...

Pilar Romano ha comentado tu nota "El postigo":

"Es difícil explicarse y aceptar porqué las cosas y los seres no regresan del pasado. Tu poema expresa intensamente ese desasosiego, querida Mig. Como siempre, te ha salido muy bien.
abrazote"

Leo dijo...

Mi querida amiga Mig, se me encogió el corazón, todo lo ves negro; bien hecho y precioso.

Abrazos y besitos

Leonor

El Drac dijo...

Profundo y dramático poema que trae a la mente la gran tragedia del pueblo chileno, es patética tu lacónica elocuencia, para que veamos lo que siente tu corazón. Un fuerte abrazo.