viernes, 5 de diciembre de 2008

Desde el horizonte invertido(Migdalia) y siguen Liliana Varela y Elisabet Cincotta


Desde el horizonte invertido





De pie, mirando a lo lejos desde la orilla
en que me encuentro, desde la tierra firme
que se desmorona en sus contornos,
diviso desde aquí, una línea difusa en lontananza,
un hilo que se pierde en la distancia,
un sólo suspiro sostenido en el dejo del ahogo,
en las palabras mudas que descansan
suspendidas en ese vacío, en la simple oquedad
que queda en el espacio infinito,
limpio de todos los ¡ay! que gritan los humanos
en sus dolores y placeres.


De pie, mirando a lo lejos desde el borde
en que me encuentro, de esta vida que mora en mi cuerpo,
atrapada, rea de sus propias libertades,
libre de sus propias cárceles,
reconozco a la mujer que ha vivido sus sueños,
que ha sido alegría, risa, carcajada,
lágrima derramada, lucha por luchar
un despertar cada mañana.



De pie, mirando desde aquí,
desde este linde en que me encuentro,
descubro soy el horizonte del que de lejos mira
hacía esta otra orilla, hacia esta lontananza que somos
los que habitamos desde este lado,
los que formamos esta línea difusa que une cielo y tierra,
en la que se difuminan en espejismos temblorosos
las imágenes que sólo somos en el horizonte de reversa.


De pie, mirando desde aquí hacia la otra ribera,
el abismo, la explanada, los mares se achican
dejando tocar con la punta de los dedos,
a los otros seres dibujados por el pincel del tiempo
que no reconoce de horizontes ni de linderos .


De pie, siempre de pie, aunque el otoño vaya buscando
en la caída de sus hojas, la mecedora de los años.






Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: en el momento en que cualquiera se ponga de pie y mire al frente de sus ojos, encontrando otros ojos que lo miren igual.
Marzo, 09 de 2004




De pie, sobre la estirpe de mis años -los confesados-
diviso a aquél que robó la fuente del deseo,
al ladrón que supo de sueños y botó los míos al infierno.

De pie, suspiro tus suspiros y ahogo tus asfixias
me reflejo en equinoccio de equivocos y errores
y me distingo tan diferente... y a la vez
son esos ojos : los míos.


Lili
Dic. / 2008

De pie
De pie, siempre de pie,
busco, más allá de la línea ficticia del tiempo,
interrogantes que frecuentan la duda del existir.

Y nada .
La voz, silencio. La mente hurga respuestas.
Allí, ante mí, esos ojos, que sacuden siglos,
me miran y no saben qué decir.

Me acerco, ellos me acosan. Los enfrento.
Tras ellos la vida, distingo momentos
¿son los míos?
¿fueron mías las palabras, los sueños?
¿Son esos ojos el pasado?

De pie, siempre de pie,
los ilumino y sigo adelante.

Elisabet Cincotta

7 comentarios:

josé dijo...

Tu final en el texto quiere significar "hasta que las velas no ardan", verdad Mig? / Tanto nos duele el mundo es cierto, y esta distancia que se traza el hombre mismo, si pudiéramos cambiar todo como nos cambiamos de camisa, pero no es así, la humanidad se ha autoimpuesto siempre un costo altísimo para seguir adelante y ese costo se cuantifica con vidas / Somos espejismos (como dices) temblorosos que desaparecemos a no muchos metros de alejarnos unos de otros / Y qué tan importantes nos creemos en este concierto de vanidades, como dije en otro post de similar preocupación. / Nuestra gran sobervia se va por el tubo de una cloaca en menos que canta un gallo, pero ni así aprendemos, no? / Un abrazo querida venezolana!!

M. Jose dijo...

Tus versos llegan a mí de una forma especial porque me identifico con ellos.
"De pie, mirando desde aquí hacia la otra orilla, el abismo, la explanada, los mares, se achican dejando tocar con la punta de los dedos,
a los otros seres dibujados por el pincel del tiempo que no reconoce de horizontes ni de orillas."
Un abrazo amiga
mj

Versos complicados dijo...

José, M. José, gracias por la presencia y por sus generosos comentarios.

Un abrazo, grande.

Migdalia

liliana varela dijo...

Qué honor el estar en tus letras; te quiero mucho.besos
Liliana

Versos complicados dijo...

El honor es mío, admirada y querida amiga.
Gracias por hacer tuyo estos versos.

Besos y felicidad en este año que comienza en un triz y a demás nono...2009.
Mig

Versos complicados dijo...

Elisabet, ¡qué belleza de poema! Pleno de esperanzas y con la factura inigualable de tu pluma.
Gracias por seguir estos versos.

Besos,

Migdalia

Anónimo dijo...

De Mi destino en los Horizontes de un Oceano eterno...Que la Proeza y la Intriga del Universo esten con Usted Mujer...