viernes, 29 de agosto de 2008

Seis meses


Seis meses


Han pasado ya, seis meses papá. Parece un ayer próximo o una eternidad de alma.
Seis meses, y no puedo aún definir , descifrar este sentir que me tiene sin ti y con los ojos anegados a veces o secos las otras, pero siempre con la mirada puesta en tu mueble, en tus cosas, en ti.
Hoy, estoy en ellas (tu mundo), me mudé a tu habitación, tu ropa conserva tu olor, me han dicho tantas veces de regalar lo que queda, pero ¡cómo me cuesta tomarlo todo, meterlo en una bolsa y que lo lleven lejos de aquí!
¡Sí, yo sé! que eso no hará te olvide, ni que sigas aquí, porque es dentro de mí dónde estás! Pero , me cuesta, ¿qué quieres que te diga? Además, eras tan celoso de tus cosas.
Seis meses papá, habitando la última morada que escogiste en la Colina donde tu cuerpo reposaría, dizque “para de allí mirarlo todo”. Estoy segura todo lo miras y nos guardas con el celo que siempre tuviste con nosotros, tu familia.
Seis meses sin discutir contigo, porque ¡vaya si discutíamos! Todos temían a esos encuentros nuestros, pero ya ves, antes de partir, te miré de frente, cerquita y te dije, “tú sabes papá cuánto te quiero, te adoro, porque si no…no estuviera aqui! Me miraste, con esos ojos que miraban dentro de una, y me dijiste…”lo sé.”
Hoy quiero, repetírtelo, decirte mil veces cada día, que te quiero papá y te extraño horrores, aunque te diga y nos digamos …¡cómo nos parecemos!

¡Bendición papá!

Tu hija, la que nunca creció del todo para ti. La que no fue vieja, aunque te reías cuando te decía que ya éramos, tres los ancianos de este hogar que forjaste con la mejor de las mujeres, mi madre, tu María.

Migdalia Beatríz

Hoy 29 de agosto de 2008

11 comentarios:

M@R dijo...

HOLA,,,
COMO TE ENTIENDO AMIGA, COMO TE ENTIENDO,,,
TU SENTIR ES EL MIO Y DUELE TANTO,,,
EL 12/O9 DE ESTE MISMO AÑO SE CUMPLEN SEIS MESES DE SU PARTIDA, DE LA PARTIDA DE MI MADRE,,,
Y MI ALMA ME DUELE Y TENGO QUE SEGUIR,,,
COMO TE ENTIENDO AMIGA, COMO TE ENTIENDO,,,

ABRAZOS,,,

Catalina Zentner dijo...

Migdalia, te abrazo en ese dolor que entiendo porque lo sentí en carne viva, pasaban meses, años, y la herida seguía sangrando.

Hoy duele menos, es verdad, pero la cicatriz es imborrable.

Sigue complicándote en los versos, que son el paliativo a la pena de ausencias.

Cuídate.

Hecha de silencios dijo...

Lluvia pertinaz
El padre que es una montaña alta y poderosa aun en la ausencia…Cuantas veces rumiamos palabras que sentimos y no dijimos o que dijimos y no sentimos.
Beso tu tristeza.
Elba

Pedro Pablo Pérez dijo...

Solo puedo decirte que éste testimonio "amor/dolor" me llegó muy profundo.

Un abrazo

AMYLOIS dijo...

Me has emocionado cantidad, como duele una perdida...y tan cercana.
Muchos besos y animos para que sepas vivir con su recuerdo sin ninguna pena.

Anónimo dijo...

En mi caso, son más de diez años, pero si me decidiera a mirar fijamente la herida, escribiría - y si, además, supiera usar las palabras como tú- un texto muy parecido. Es una raíz que se suelta para siempre y nos deja tambaleantes. Pero ellos quieren que uno siga andando y no sé cómo se las arreglan, desde donde están, para corregir de a poco nuestro tambaleo.
Me llegó, Mig.
Un abrazo
Pilar

Elisabet Cincotta dijo...

Siempre se extrañanan, lo bueno es saber que siempre están.

besos

Anónimo dijo...

Es envidiable cómo añoras la presencia -real- del padre. La otra siempre ha de quedar en la memoria en personas sensibles como vos.
Un mimo.
Pere Bessó

Versos complicados dijo...

¡Gracias a todos y cada uno de ustedes, amigos míos, que llegaron hasta aqui y em dejaron su abrazo fraterno!

Besos,
Migdalia

EMMuñoz dijo...

¡Que bello escrito, Migdalia !.
Un gran recuerdo a su padre, que el leera todos los dias.

Mi consideracion, Señora.

Emilio.

Gustavo Tisocco dijo...

Un homenaje a quién quizás esté cerca, protegiéndote...
Un abrazo Gus.