martes, 8 de julio de 2008

Nada me pertenece (Composicion en YouTube de Liliana Varela)


Nada me pertenece

no son míos los caminos
mucho menos las huellas
se fueron las palabras detrás
de una golondrina perdida
los ríos se llevan los sonidos
de todas las voces
el tiempo se esfumó en el tizón
de una hoguera apagada

medito en el rescoldo
de una columna quebrada
tal vez mi vida
sea la quimera de otra
viviendo
cuatro cuadras más abajo
de esta casa
que tampoco es mía

nada me pertenece
ni siquiera tu recuerdo
de ti /todo lo tuve prohibido
no pude robarle un tajo a la lujuria
ni sembrar un huerto
con la higuera de Ibarbourou

quedan las manos vacías
la mirada sin ojos
presintiendo el crepúsculo
donde sólo habitan fantasmas
que vienen hacerme compañía
y en esta orfandad sin reparo alguno
hasta el aire que respiro
se lo peleo al viento


Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: al no pertenecerme.
Julio 08 de 2008



18 comentarios:

Mundo Interior dijo...

Nada nos pertenece, cuando entregamos mas de lo que recibimos. Todo es nuestro si dejamos el amor en cautiverio.

Prefiero que nada sea mio!!!

Versos complicados dijo...

Pedro, qué lindo. Una gran verdad.
Gracias por acudir tan prontamente.

Besos,
Migdalia

Elisabet Cincotta dijo...

Pertenecer siempre es colectivo, a pesar que uno se piense que individual dueño. Si el amor vuela es porque no nos pertenecímos. Si el viento no es nuestro... qué tal si le pedimos ser parte de él?
besos
Elisabet

Catalina Zentner dijo...

Te pertenecen el derecho a pelear por lo que crees, a decir tus verdades, a expresarte en el sublime arte de la poesía, a decidirte un día a decir basta a aquello que te hace daño.
Un abrazo,

Versos complicados dijo...

Interesante propuesta en tu visión y percepción del poema, querida Eli. Y ese final de comentario con el viento, me gusta, aunque yo, en mi orfandad de no pertenecerme, tengo que pelearle el aire que respiro.

Gracias amiga de mi alma, pro simpre ser y estar con tu palabra.

Besos,
Migdalia

Versos complicados dijo...

Catalina, ¡gracias por tus palabras! Realmente es sorprendente las reacciones que se derivan de un sentir en versos.

Besos
Migdalia

josé dijo...

Amiga Mig, en este devenir de palabras a las que nos aferramos para llegar a "un sitio" o a "alguien" hay cierto sentido de pertenencia, creo, aunque parezca que ellas vuelan para siempre. Yo veo que estas partículas de nuestro corazón regresan en el cariño de aquellos que siguen nuestros pasos porque les interesamos buenamente. MI afecto.

Estrella del mar dijo...

Sólo nos pertenece la risa que canta mejor que una calandria, las palabras y los gestos que nos eleva como humanos,nuestros haceres que se esfuman si solo es por nosotros y se eternizan si es por los otros.

un abrazo desde nuestro ser único

Versos complicados dijo...

José: Amigo querido, gracias una vez más por tu presencia, palabras y ese llegar andando en la palabra para pertenecernos en ella.

Un abrazo,

Migdalia

Versos complicados dijo...

Stella, mil gracias. ¡Qué buenas reflexiones para la vida nos has dejado en tu comentario!

Un abrazo grande,
Migdalia

M@R dijo...

que puede ser que no sea,,,
llegamos desnudos y como nos vamos,,,
lo unico verdadero es el amor,,,
y cuanta falta hace hoy en dia,,,

hermosas tus letras como siempre,,,

abrazos,,,

Maria Fischinger dijo...

Asi es querida Migdalia, nada es permanente todo pasajero.
Un beso
Maria

Hecha de silencios dijo...

Robarle un tajo a la lujuria…
Impactante frase para el ex amante que
ni recogió flores en tu huerto
ni te hizo faltar en aire con su aliento.
Bien lo dijo el poeta:
“La renuncia es el viaje de regreso del sueño”
Besos

Versos complicados dijo...

M@r, María, Elba, mi eterno agradecimiento por llegarse hasta aqui y ser conmigo atrevidas complicadas en estos versos que son del alma.

Besos a todas,
Migdalia

Hecha de silencios dijo...

Olvido...pensamos que no llegará nunca ese barco
al puerto del dolor que se ha construido,
Pero no es cierto,
Todo llega,
Hasta el amor cuentan
Que regresa.
No creo en la teoría,
mas la repito,
Como se repite el eco entre las montañas.
Con la esperanza
que toda voz lanzada al viento por los ancestros sea cierta
Yo por mi parte, a la orilla del puerto
Fenezco.

Versos complicados dijo...

Fenecer a las orillas del puerto
del olvido,
recoger el eco de las montañas,
vestirse de esperanza
sin presentirla cierta,
sólo creyendo en la voz de los ancestros,
hace de la vida limbo,
del amor un incierto,
de la pasión el delirio
de lo no sustentado,
la lujuria de la carne,
un desposte sin sino
ni otra carne que la espera.

Todo llega, eso es cierto...todo llegará, también lo es, porque lo que ha de suceder, sucederá.

Hecha de silencios dijo...

La pobre carne, compañera, la sola y mortificada carne y sus anhelos
Martirizada en su soledad a pesar de que arguyan teólogos y filósofos que tiene por compañera el alma…Pasión no es amor…es verdad ¿Y ESO QUE IMPORTA?
Te beso amiga y enciendo como tu un incienso y una llama roja por la carne. SALUD!

Jorge Luis dijo...

Nada te pertenece decís y yo digo que te pertenece el mundo entero y el amor que merecés y la carne que te entibie la tuya y la haga arder, que todo, todo, te pertenece amiga de mi corazón.

Tus palabras son la poesía misma.

Un abrazo, junto a todos los besos pro millones.


Jorge Luís