jueves, 20 de septiembre de 2007

Sin memoria


Sin memoria


llegó el día
el que nunca se espera

llegó la estación
donde no tengo ya que recordarte

aunque a veces sigo viva de ti
no es necesario que prepares tu vuelta
no te has ido
siento en mi carne el cansancio de tu ser

se me anochece el cuerpo
muero contigo
y siento
este dolor que me quema los labios
al preguntarme una y otra vez
-hombre-
¿es preciso el vivir
para morir después en la mengua del tiempo?



Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: al enterrar los recuerdos
Mayo 12 de 2006

12 comentarios:

Jorge Luis dijo...

Lo que yo sé Hada, es que sos magia en el tiempo, así que será imposible estar sin la memoria de tus versos.
Excelente poema, como todo lo que escribís y llega al lector sin desvíos.

Besos por millones.


Jorge Luís

Gabriela dijo...

Mig: Buen poema cargado de nostalgias.

Gabriela Abeal

lola dijo...

Un poema muy triste , Migdalia, sus versos transmiten añoranza.
Abrazos
lola

Versos complicados dijo...

Jorge Luís, Gabriela, Lola:
gracias por su presencia y por comentar.

Besos,
Migdalia

Punto Crítico dijo...

Si vale la pena...

Salu2 Cordiales

Versos complicados dijo...

Punto crítico...¡gracias por tu respuesta!

Un placer tenerte por aqui de vuelta.

Besos,
Migdalia

Gustavo Tisocco dijo...

Impecable, para qué más...
Besos Gus.

Kellypocharaquel dijo...

Hermoso poema, llega muy profundo Migdalia.
Excelentes blogs
Abrazos y besos
Raquel Luisa Teppich

Versos complicados dijo...

Gustavo, Raquel, ¡gracias! vuestra presencia nos enorgullece, además de darme la alegría de tenerlos de visita, la alegría de "escuchar" sus generosas palabras.

Besos a ambos,
Migdalia

claudia dijo...

ay mig, mig
hace falta decirte que es leer en un espejo?
nada más...

un abrazo amiga

cuchhhi dijo...

me gustan!!!

Versos complicados dijo...

Claudia, Cuchhhi, infinitas gracias por la visita y por sus comentarios.

Claudia querida amiga,siempre he pensado que todos tenemos, representamos, vivimos, guiones similares en el teatro de la vida. Gracias por estar.

Con todo mi afecto y cariño infinito,
besos,
Migdalia