jueves, 3 de mayo de 2007

Angustias




Angustias


Se agitan las olas de mi mar en calma,
voltearon a mirar desde la orilla de los bosques,
las dríadas que danzaban bajo cascadas luminosas.

Te quise aurora de mis sueños,
sendero de un camino construido de mañanas,
amargo desenfado perdido en alguna risa.

Pasó el tiempo que nunca espera,
te volviste silencio que se enreda en el ocaso gris
de la hora melancólica del final del día,
de la huida del sol tras un pájaro solitario,
huérfano de amor, sin nido, sin canto en su garganta.

Te amé, luz de todas las estrellas,
haz de luna, espejo refulgente en las lagunas
que dejabas, en mi alma río,
delta eterno de mi mar en calma.

Hoy, regresas, te asomas,
y en la pleamar de mi playa desierta,
se agitan todas las angustias que reposaban dormidas,
en el olvido de mis recuerdos.



Migdalia B. Mansilla R.
Fecha: cuando de repente, se anuncian tempestades.
Diciembre 28 de 2006

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Primero, ante todo, felicitarlas por tan hermoso blog. Dos voces que le escriben al amor. Cada poema es una emoción y se disfruta enormemente.
Ha sido muy grato llegar hasta aqui.
Saludos, Marisa.

Anónimo dijo...

Infinitas gracias por tu comentario y gusto de volver a encontrarte Migda.
Aprovecho para invitarte a www.escritorium.com
Un beso a las dos.
Jaime.

El Ladrón de Espíritus dijo...

Hola Migdalia:

Me alegró ver tu comentario en mi blog. Y sobre todo que mis fotos te hicieran sentir algo. Personalmente la poesía no es mi fuerte pero creo que teneis un trabajo interesante. ¿Habeis pensado publicarlo en papel? Vuestros amigos seguro que os lo agradecen. Si lo haceis enviadme un ejemplar a España.

Un par de besos